sábado, 7 de mayo de 2011

Palabras que hieren


Las palabras a veces

Destruyen un abrazo

Separan dos mejillas

Arrastran todo lejos

Después de proferidas

Está cerrado el juego

Y algún beso furtivo

No puede aunque quisiera

Volverlas al silencio

Por eso te condeno

Sin piedad y a riesgo

De no morder tu boca

Nunca más

Ni de lejos